El Campero

José Melero, es el inspirador de esto, comenzó en 1978, en una pequeña tasca que regentaba su padre, poco a poco fue introduciendo sus guisos de atún y en el año 1995, decide ampliar y trasladarse, sabia decisión.