Ostras o también llamados ostiones

Contienen  un aminoácido llamado tirosina que mejora la función mental y eleva tu estado de ánimo.

Como sucede con la comida de mar, las ostras son ricas en Omega 3. Este ácido graso tiene muchos beneficios. Entre ellos, mejorar la salud cardiovascular disminuyendo los triglicéridos en sangre y los niveles de colesterol malo, lo que es fundamental para prevenir problemas cardíacos y fundamental contra la arteriosclerosis.

Aportan minerales como el hierro para la anemia, el zinc, selenio, o calcio, fundamental para los huesos. Y es un ejemplo de alimento rico en cobre, con muchos beneficios para el organismo. Asimismo, un plato de ostras te entrega en una sola ingesta vitaminas A, B, C y D.

Las ostras son ricas en proteínas, como la elastina, entre otras. Gracias a ello, comer ostras es bueno para la salud de la piel, previniendo las arrugas y la flacidez, y ayudan a tener uñas más resistentes. Además, son buenas para tener un cabello saludable.

Su alto contenido en zinc, fomenta la liberación elevada de hormonas sexuales. Sin embargo, las investigaciones seguirán hasta determinarlo por completo si son o no afrodisíacas.

¿Qué opinas?