Actualización 2016

¿Quién es el protagonista el vino o las tapas?

Una vez tuve la oportunidad de acudir a Valladolid,  la ciudad del río Pisuerga, conserva en su casco antiguo un interesante conjunto renacentista compuesto por casas, palacios y edificios emblemáticos como la Catedral, el Colegio de San Gregorio (actual sede del Museo Nacional de Escultura) y la iglesia de San Pablo.

La Semana Internacional de Cine y el concurso de pinchos son citas imprescindibles y buena oportunidad para visitar esta preciosa ciudad.

Tras un recorrido degustando pinchos, os dejo mis recomendaciones y conclusiones de este 2016

 

 

A la Tapa más Vanguardista, a Javier Mariscal Calleja de Restaurante La Cantina en Valladolid (Castilla y León) por su tapa ‘Acei-Tono’.

España es un país de tapas y de vinos, no cabe la menos duda; una buena disculpa para reunirnos con amigos, un concepto divertido y en plan informal para degustar y probar diversos pinchos por supuesto maridados con nuestros preciados vinos sobre todo en esta tierra vallisoletana.

Ribera del Duero, Rueda, Cigales y Toro, ¿ te apetece?.

Así que os haré un pequeño recorrido de los sitios más emblemáticos de la Plaza Mayor y la que le rodea conocida como Coca (en honor al cine) aunque su verdadero nombre es Plaza Martí  Monsó.

Locales tradicionales:

La Sepia, como su nombre lo indica no puedes perdértela: a la plancha y no necesita nada más que un toque de ali oli, y las patatas bravas, es todo un clásico. ( c/ Jesús, 1 )

La Tasquita, la tosta de gambas y de roast beef de solomillo  (c/ Caridad, 2 )

La Criolla, la tosta de boletus con gambas y foie, hojaldre de queso y anchoas (c/ Calixto Fernández de la Torre, 2)

El buen tapeo de Bimi, el canapé de champiñón con jamón, y el de cecina (c/ Correos, 4)

Locales cocina de autor.

Los Zagales, galardonados todos los años con toda la razón, la creatividad, los aromas, la presentación son espectaculares! el tigretostón; un recuerdo de la infancia a su manera; pan negro con tostón, morcilla, cebolla roja confitada y crema de queso, presentado en una envoltura de celofán con la auténtica envoltura del mismo,  el bocadillo de la huerta con cigalas, Obama en la casa blanca; patatas fritas recubiertas con la propia tinta del calamar, huevo y una crema de setas con aroma a trufa y base de hojaldre,! De verdad increible y el jabón de pato; una mouse de pato, espuma de miel y helado de membrillo y módena. De verdad que es un sitio digno de ir y con calma, ya que desgraciadamente no cabía un alma y fue muy difícil hacer fotos y poder disfrutar de estos virtuosos pinchos!  (c/ Pasión, 13)

Vino Tinto Joven, tortilla de patata evolucionada; espuma de patata de un sifón, chorrito de aceite y de vuelta a la salamandra, sorprendente! , la brocheta de cigalas con calabacín, el foie con naranja.

Taberna Mil vinos, cocas y los deliciosos nemphus; empanada con una pasta muy fina de espinacas y queso y otras variedades. También es bar de copas a partir de las 12:00 hrs. (Plaza Martí Monsó)

Villa Paramesa, colas de cigala, panceta y calabacín, chipirón relleno de queso y trigueros, raviolis de conejo, canela y queso  (c/ Calixto Fernández de la Torre, 5) * lo podéis encontrar con más detalle en el blog …..

La Cantina, cazuela de rabo de toro, tosta de bacalao y escalibada y además podéis pedir vino por cata, a un precio más razonable, un servicio y atención de 10!  (Plaza Mayor, 21)

En cuanto a los precios, en Valladolid hay vinos espectaculares a precios muy asequibles, una media de 2, 50 en crianzas  y si ya queremos darnos un homenaje, podemos llegar a 3,50 €. Los pinchos, desde 1,50 € , y los más elaborados sobre 3,50 €.
Es complicado contaros los vinos que probé porque creo que perdí hasta la lista! pero me quedo con Prima  2009 D.O. Toro, Dominio del Cuco 2008 crianza D.O Ribera del Duero, Pesquera Reserva 2005 D.O. Ribera del Duero.

 

Un ambiente muy agradable en esta zona, en general buen servicio, miman mucho al vino, al pincho y por supuesto a quienes les visitamos!