Elixir mágico del vino

Llegar a Laguardia, es como si el tiempo se hubiera detenido; su trazado histórico, su patrimonio arqueológico, sus bodegas y su gastronomía son buenas razones para escaparse sin prisas y con pausas..

hospederia los parajes mis maridajes

La capital de Rioja Alavesa, es una villa cuyas calles y rincones conservan a la perfección un sabor medieval, cada rincón es una sorpresa; sus calles empedradas, las casas palaciegas que aún conservan sus blasones y escudos labrados te hacen revivir la historia contemplando el paisaje dominado por el gran cultivo de esta tierra: que son sus viñedos.

La capital de Rioja Alavesa, es una villa cuyas calles y rincones conservan a la perfección un sabor medieval, cada rincón es una sorpresa; sus calles empedradas, las  casas palaciegas que aún conservan sus blasones y escudos labrados te hacen revivir la historia contemplando el paisaje dominado por el gran cultivo de esta tierra: que son sus viñedos.

hospederia los parajes mis maridajes

Al atravesar  la muralla de Laguardia, se encuentra la Hospedería de los Parajes, edificio del siglo XV lleno de magia, no puede menos que detenerme y entrar a conocerlo.

hospederia los parajes mis maridajes

Un salón con una barra de cristal luminosa y unos cómodos sillones, forman parte de la recepción del hotel, donde me iba a cenar pero no podía dejar de conocer este lugar lleno de ensueño y magia y me hice el recorrido total.

hospederia los parajes mis maridajes

El edificio dispone de varias plantas: las 18 habitaciones, cada una de ellas con su personalidad donde el detalle y los espacios priman, otra planta que es un calado  de gran longitud con más de 500 años de historia, barriles y mesas donde el escenario pide tomar un vino de la tierra, la vinoteca tienda, con productos selectos de la tierra, el spa  dedicado a la vinoterapia, todo un placer embriagador, donde el zumo de la uva ya no se limita a deleitar a nuestro paladar sino que también se ha convertido en una terapia para la salud.

Sus 2 restaurantes; por un lado, Las Duelas, comedor reservado, sobrio y silencioso, donde a través del cristal del suelo ves la bodega, cuenta con una carta en plan picoteo: raciones de ibéricos, pizzas, croquetas, calamares, chuletillas a precios muy moderados.

Y por otro lado Los Parajes, comedor amplio carta de cocina de autor con matices tradicionales, como el crujiente de alcachofas, habitas con foie, tacos de bacalao, y amplia opción de carnes, lo cual también se sirve en terraza, sin duda alguna este emblemático edificio está lleno de magia y
encanto con un homenaje a Baco.

 Como ya se me hacía agua la boca, me senté en la terraza aprovechando la magia de la luna llena, por supuesto comencé con un caldo recomendado por Charo, la amable señora que regenta la hospedería y quien me ofreció el fantástico recorrido.

 hospederia los parajes mis maridajes

Como aperitivo de la casa, crema de patatas a la riojana, y dado que no sirven medias raciones, tema del que hablo constantemente, me decanté por el queso de barrata acompañado con panecillos de aceite, la ensalada templada de sardinas, pimientos, berenjena, cebolla caramelizada y lechugas con helado de tomate y pétalos de rosa; una fresca y original mezcla de sabores rociado con Pagos de Valdeorca, con notas aromáticas de fruta roja y regaliz, madera cremosa y notas de madera fina. Al gusto es amplio, potente, estructurado. La madera se integra muy bien en el conjunto. Taninos espléndidos. El postgusto es largo y con carácter frutoso

 hospederia los parajes mis maridajes

Para completar el excelente maridaje, alas  22:00 hrs en el edifico lateral, un simpático reloj tipo carillón, donde salen unos bailarines y bailan una melodía típica. Todo un espectáculo!

Una mágica experiencia bajo un mágic-escenario!

 Precio medio 40 euros

www.hospederiadelosparajes.com