Paseo de Reforma 2210,México

5555960123

Siete cosas que en casa nunca deben faltar: leña, arroz, aceite, sal, soja, vinagre y té.
Proverbio chino

La cultura china da una grande importancia al arte culinario, sus platos tienen que armonizar con sabores, buscando un equilibrio entre lo frío y lo caliente, los colores y la consistencia de los diversos alimentos. Por ello las técnicas culinarias chinas son numerosas y particularmente variadas. Probar sus delicias, es una experiencia inolvidable y además muy saludable.

Tras tres lustros desde su apertura, Hunan ha logrado ser uno de los referentes de la cocina China en México, James Huang y su equipo han conseguido un modelo de cocina tradicional con matices propios en un ambiente elegante, relajado y con lujo de detalles. Fueron pioneros en dar un aire distinto a los restaurantes chinos con elegancia, a través de manteles largos y cubertería de primera.

 Es una antigua casa remodelada con 3 plantas, el comedor en su parte baja es cómodo y el más amplio y acogedor, la decoración con estilo más bien clásico donde la iluminación juega un papel importante, así como su colección de arte, creando un balance perfecto.

La carta presentada en un estuche de piel y es todo una leyenda de la cocina china, dividida en varias secciones: entrantes fríos o calientes, sopas, carne, pollo, pato o pescado, además de las múltiples sugerencias y creaciones de James Huang, así que mientras la lees toda te recomiendo que pidas una deliciosa margarita, hay de diversos sabores; para mi la de tamarindo fue sensacional.

Las salsas de la casa son muy originales y suculentas: de chabacano agridulce con aceite de sésamo, y las picantes a base de chiles de árbol con aceite y vinagre respectivamente.

Entre las especialidades están los dumplings, el moo goo gaipan; pollo en finos trozos con una salsa agridulce y verduras y el pato pekín, los camarones kung pao entre otros.

Una vez decidida  la comanda, que fue una tarea difícil, elegimos los tacos de lechuga, hoja de lechuga rellena de carne pichón con verduras chinas, frutos secos que acompañaba perfectamente con cualquiera de las 3 salsas, el robalo con limón; troceado con verduras y una salsa especial y el Rib Eye Hunan con verduras y para acompañar ambos platos arroz frito. Maridamos con vino blanco francés Bourgogne A. Bichot.

 

Las raciones son muy abundantes, te llevan un recipiente del cual puedes llegar a servirte hasta 3 veces, así que lo ideal es compartir.

Para finalizar ofrecen como detalle de la casa un helado de limón para cambiar los sabores y limpiar el paladar y pasar a los postres si así lo deseas, que en nuestro caso finalizamos con un té y una sobremesa muy amena, llena de recuerdos y risas con mi gran amiga Carla.

 

La cocina es sana, rica con contrastes de sabores; pero con el equilibrio perfecto, el servicio es formidable. La carta de vinos amplia con precios bastante elevados.

Precio medio por persona es de 550 pesos con bebida incluida, sobre unos 33 euros al cambio.

Un sitio recomendado para ir en pareja o comida de negocios bajo un ambiente tranquilo y relajante.

Lunes a jueves, de 13:30 a 23:00 hrs

Viernes y Sábados, de 13:30 a 24:00 hrs

Domingos, de 13:30 a 18:00 hrs

Su otro restaurante:

Pedro Luis de Ogazón #102 , San Angel

México