Calle de Meléndez Valdés, 54

Madrid (metro Argúelles)

620 709 399 (no hacen reservas)

Taberna muy canalla

La pregunta del millón, ¿cuánto tiempo esperaste para entrar a Nakeima?

Pues a echar suerte y afortunadamente la tuve, pues amigos no tuve que esperar cola, a veces me acompaña el trébol de la suerte!

bola

Es importante mencionar que fui a mediodía del viernes pasado y compartí mesa con una amable pareja, y sí, tuve taburete; pero como habrás leído mil veces abren a las 13:30 y salen a tomar nota y el local tiene capacidad para 20 comensales, ni más ni menos y por la noche a las 20:00 hrs, así que a cruzar los dedos ya que  habitualmente cuesta mucho tener sitio.

otro

Esta nueva tendencia de streetfood con toques canallas, atrevidos, locales austeros donde odian las reservas, las cartas en papel, sin manteles de tela, música electrónica de fondo donde cada quien va “ a su aire”,  digamos que lo  contrario a la pijería definen claramente Nakeima.

CYMERA_20141028_002746

Claramente el pionero fue David Muñoz que marcó estilo con Street Xo, de hecho los socios Gonzalo, Luis y Roberto han compartido fogones ahí, así como en DiverXo, Kabuki, Nikkei 225, Celler can Roca, y varios sitio más fuera del país.

 

La cocina, de fusión, donde predomina la gastronomía oriental y matices picantes muy mexicanos, sabores divertidos, no hay carta, en la pizarra leerás los platos y las bebidas ellos lo llaman “free style asian food”.

tartar

Y a lo que voy, me dejé asesorar por Roberto, que por cierto importante comentarlo que son todos majísimos!, como aperitivo de la casa kimchi, brotes coreanos de soja con un toque picante espectacular, así que seguimos con el pie derecho, esto promete; Shiumai de papada ibérica y dumpling de langostinos, gunkan de boletus con huevo de codorniz , black bao una especie de bola con sepia encebollada y toques de cilantro, el chirashi de boletus, salsa de ostra, trufa y boletus, para mí gusto un pelín salado, nigiris de Xouba con ajo blanco; parecido al boquerón, y de de gambas al ajillo..

nigiris

Seguimos con el steak tartar , para mi sin duda lo más espectacular; sobre un barquillo de arroz, con vinagreta de estragón, cebolla, cilantro y salsa bearnesa, todo fue rociado con cerveza bien fría.

De postre el helado de maíz con huitlacoche y kikos, una verdadera sorpresa; merece la pena probarlo!

helado3

Las raciones son adaptadas para deleitarte de diversos platos, y para quienes opinan que se quedan con hambre, os invito a probarlo, porque la medida es la justa, el ticket fue de 38 euros!

cocinero

Sin duda un sitio para volver, esperemos pronto abran el comedor de la parte alta y prometen también algún tipo de reserva online.

Enhorabuena!

[flexiblemap address=”C Melendez Valdés, 54 Madrid” zoom=”14″ title=”Nakeima, Madrid” width=”100%”]