Prado,15 . Madrid

91429 36 59

El oasis del vodka

Inspiración de cocina escandinava donde el vodka es el protagonista, con más de 80 variedades para elegir en un entorno  inspirado en el bosque finlandés, así es como se define Olsen, donde desde luego disfrutarás de un sitio distinto en Madrid.

 

 

Su primer restaurante en Argentina y hace unos años abrieron en la capital siendo referentes de los vodkas en un ambiente distinto.

Su decoración es a base de maderas blancas, muy blanco y con muy poca luz, barra y unos sillones a la entrada, el comedor con mesas y escaños y su cocina abierta y por otro lado el sótano abovedado transformado en un Martini Lounge invernal donde podrás degustar de miles de vodkas macerados artesanalmente y los fines de semana música chill out entre otras.

 

 

La carta tiene un apartado para compartir;  por ejemplo el 3 + 6 , incluye salmón ahumado,trucha salvaje, caviar, 6 blinis de maíz,  ideal para 2 personas, puedes elegir tantopara una, dos o tres personas. De segundos destaco el lomo de ciervo con espuma de queso brie, el bacalao con espuma de patata y el salmón ahumado con huevas de trucha y por supuesto los postres; soufflé de té o tarta de ciruelas.

 

 

Algo muy recomendable es maridar con la degustación de vodkas que ofrecen, 3 chupitos distintos y por supuesto un poco de agua, que por cierto es un poco cara, pero indispensable. Seis referencias entre las que destacan la sueca Voss y la inglesa Tau.

 

Pedimos el tartar de salmón en 3 versiones: con limón, con azúcar y sal y  ahumado,  con alcaparras, rábano y salsa de yogurt, para acompañar vodka con pepino, exquisito Arenques sobre una tosta de pan con patata, huevo cocido, mayonesa y caviar con vodka de apio.

 Calabacín con setas, eneldo y nata con vodka de hinojo.

 

Atún rojo en su estado natural con frambuesas y espuma de apio, que a decir verdad fue lo que menos nos gustó.

De postre, el soufflé de té con yogurt y frutos rojos con vodka de manzanilla y de miel. Nos ofrecieron además el vodka de endrinas como detalle de la casa.

Lo que más nos llamó la atención sin duda alguna fue el chupito de hielo con vodka, que ya pedimos para finalizar; merece la pena,  una sensación increíble conforme se va derritiendo el propio vaso de hielo!

Una alternativa distinta y original que compartí con mi amiga Lola.

Un sitio distinto y muy trendy para salir de la rutina y disfrutar de los vodkas!

 Precio medio por persona 50 euros.

Servicio atento y cordial

 Menú del día entre 10 y 15 euros

Brunch por 21 euros

Apto para celiacos

 Horario

13:00 a 16:00 horas y de 20:00 a 00:00 horas

Vie y sab hasta las 00:30

El Belvedere Winter Lounge permanece abierto todos los días, excepto el miércoles, hasta las 2:00 de la madrugada, fines de semana hasta las 2:30 hrs.

Parking plaza de Cortés y Santa Ana