Avd. Juan Sitges, 3

Castrillón, Avilés

 985518613

Chispeantes viandas marinas

Uno de los primordiales encantos del Real Balneario de Salinas es su ubicación, tal parece que estás cenando entre las olas y la arena de la playa, además del producto bien seleccionado y cocinado con buenas manos.

 

La familia Loya es muy reconocida en el mundo de la gastronomía, actualmente cuentan con 3 restaurantes : Avant Garde en Gijón ( publicado en miss maridajes), Deloya en Oviedo y el pionero Balneario, con una estrella Michelín.

 

Se inaugura en 1991 y está ubicado en la playa de Salinas, muy cerca de Avilés, ocupando un chalet inaugurado por S.M. el Rey Don Alfonso XIII en 1916.

Su cocina encuentra el equilibrio perfecto entre la cocina de producto y la apertura a las nuevas ideas, para así satisfacer los gustos más dispares y prestando una especial atención a los productos que brinda el Cantábrico.

 

Comedor amplio en tonos blancos, mesas espaciadas y luz tenue con un estilo marinero crean un ambiente relajado.

 

La carta se basa en la excelente materia prima la cual se trata con enorme respeto, añadiéndole los mínimos toques imprescindibles para realzarla aún más y por otro lado algunos entrantes de cocina de autor que sorprenden gratamente.

 Almejas de carril, ostras, percebes, beluga imperial, bugre y demás decápodos, tartar de langostinos, sashimi de lubina, ensalada de bogavante, aguacate al limón con xarda y tomate, atún rojo con vinagre y balsámico de soja y los pescados: lubina, mero, salmonetes con arroz, son espectaculares!

 

Han sido múltiples mis visitas al Balneario, pero puedo decir que siempre han estado a la altura, aunque eso si, es caro, caro. Entendemos que la materia prima es de primera y lógicamente hay que pagarlo.

La carta de vinos extensa y muy variada, sobre todo los espumosos que armonizan estupendamente con los manjares del cantábrico.

 

Entre mis platos preferidos los salmonetes con arroz y por supuesto la inmensa variedad de mariscos que elevan los sentidos!

El precio medio oscila entre unos 80 y 100 euros, hay 3 menús degustación que van cambiando según la temporada.

El servicio es correcto, aunque por poner algún pero podría ser mejorable.

Te recomiendo que reserves mesa en los ventanales y podrás disfrutar de unas vistas inigualables!

http://www.realbalneario.com/