Chigre con tradición

El chigre, técnicamente hablando, es una maquilla naval, cuentan en las sidrerías esta singular historia, “un paisano fabricó un estrafalario sacacorchos de esta singular máquina para abrir una botellina de sidra, a partir de entonces iban al bar del chigre a tomar un culín de sidra” Dicho vocablo se conoce hoy como “tienda donde se vende sidra al por menor”, aunque para los asturianos, es un lugar de encuentro que forma parte de sus tradiciones.

Hace muchos años, las sidrerías eran el refugio de los paisanos, quienes iban a echar la partida y a cantar al son de la sidra; poco a poco fueron cambiando hasta que se empezó a fomentar y apoyar  tan preciado caldo, siendo ahora un poco de encuentro para todo público.

El chaflán, nace de la mano de Víctor, actualmente la regenta su hijo y mantiene esa tradición de chigre bajo un perfecto equilibrio entre la suculenta carne a la piedra, la temperatura de la sidra, la atención  y los precios, lo que la convierte en todo un clásico de Gijón.

Dispone de un comedor y una amplia barra, donde puedes disfrutar de unas botellinas, con amigos; ya que indiscutiblemente la sidra se disfruta más si se comparte.

Carta corta y sencilla; espárragos rellenos, chipirones, cazuelas de gambas, y por supuesto la tradicional carne a la piedra y pescados.

Han sido múltiples mis visitas al  Chaflán, y suelo siempre decantarme por lo mismo, espárragos rellenos de jamón, el solomillo vuelta y vuelta, como lo llama Víctor hijo, que es realmente un manjar, cortado en lonchas muy finas, se puede apreciar a saborear su auténtico sabor acompañado de patatas fritas caseras, sin aceite flotando, lo cual es realmente de agradecerse y una ensalada simple y deliciosa.

Para mí, una de las mejores sidrerías en Gijón, que ha sabido mantener la tradición, la calidez y el sabor de un chigre, sin pretender cobrar como un restaurante de lujo en pleno paseo de la Castellana.

Precio medio, 4 espárragos rellenos, 2 raciones de solomillo, ensalada, patatas, sidra, media ración de queso, cafés  y chupitos ( invitación de la casa) 25 euros pp

Indispensable reservar, sobre todo los fines de semana

Descansa los miércoles

Horario: 12:00 a 17:00
y 19:00 a 00:00
Teléfono: 985.38.60.61

Avenida de Manuel Llaneza 63

“A la sidra le va el frescor del rocío, no gusta ni del hielo ni del frigorífico, tampoco de calores, por eso ha de ofrecerse fresca, con esa temperatura alegre que no enmascare aromas y sí enaltezca las que la Naturaleza le regaló”