La bebida negra

La última impresión en cualquier comida, lo que nunca falla en el desayuno o la disculpa perfecta para quedar entre amigos o conocer a alguien, ¿tomas un café?
Existen miles de leyendas acerca de los orígenes del café; desde relatos religiosos hasta explicaciones paganas, cuestión que sigue sin esclarecerse, lo que si sabemos es que esta bebida estimulante y aromática tan difundida y consumida en  el mundo, encuentra su origen en Etiopia, fruto de un arbusto llamado cafeto.

Cuentan que un pastor de Abisinia, llamado Kaldi, observó el efecto tonificante de unos pequeños frutos rojos de arbusto en las cabras, llevó unas muestras de hojas al monasterio donde por curiosidad las pusieron a cocinar, al probar la bebida la encontraron de tan mal sabor, que las arrojaron a la hoguera, a medida que los granos  se quemaban, despedían un agradable aroma, fue así como a uno de los monjes se le ocurrió la idea de preparar la bebida a base de granos tostados.

El primer occidental en describir el brebaje fue Léonard Rauwolf, médico alemán en el año 1583, y hacia 1615 llegó por primera vez el café a Europa. En el caso de América, la primera planta de café desembarcó en 1723 en la isla de Martinica y posteriormente en Africa.

Se comenta que el primer cafés se abrió en La Meca; en 1510 en El Cairo, y desde allí se extendieron a Constantinopla, los datos que se conocen de los primeros cafés en el mundo son:

Café en Francia, Marsella 1671

Café en Londres en 1678

Café Procope, París, 1686

Caffé Florian, Venecia 1720

Café en Berlin 1721

Antico Caffé Greco, Roma 1760

El Café de la Parroquia, Veracruz, México 1808

Café Central, Viena 1860

Café Comercial, Madrid 1887

Además de ser un estimulante con un aroma indescriptible, es antioxidante,   reduce el Parkinson y el Alzheimer, la diabetes mellitus y mejorar el control metabólico de la glucosa, la gota y es antidiurético; pero los efectos desparecen por lo que es aconsejable beberlo antes que pasen 10 minutos de su realización. Y por supuesto, como todo en esta vida, hay que tomarlo con moderación.

Las 4 m´s son fundamentales para degustar de su preciado sabor: molido, mezcla, máquina y mano; sin olvidarnos de la crema; la parte insustituible del espresso, además del atractivo visual, es donde se concentran los aromas, la sensación en la boca, el sabor y el regusto del café.

Los cafés más extraordinarios que he probado sin duda han sido en Italia, espresso, macchiato o capuccino; además de las variantes que puedes encontrar.

Hago una selección de aquellos que me dejaron huella;

CAFÉ FLORIAN Piazza San Marcos. Venecia. Italia


Café Florián
CAFÉ SANT’ EUSTACHIO

Roma. Italia

CAFÉ GRECO

Vía Condotti, 86Roma, Italia

CAFÉ MAGESTIC

Rua Sta Catarina, 112 Oporto, Portugal

CAFÉ DE LA PAIX

12 Blvd des Capucines Paris, Francia

Café de la Paix

HOTEL ADLON KEMPINSKI

Berlin, Alemania

CAFÉ FRAVENHUBER

Viena, Austria

CAFÉ SLAVIA

Praga, Checoslovaquia

CAFÉ LA GIRALDA

Buenos Aires, Argentina

BON CAFÉ

Medellín, Colombia

¿ Y tú, qué opinas?, ¿Nos recomiendas cuál ha sido tu café favorito?