Cierto es que Sevilla tiene un color y un encanto especial; desde los coloridos trajes de volantes, los coches de caballos, hasta las guitarras y cánticos rociados de rebujitos crean en esta ciudad momentos mágicos e inolvidables!

manzanilla

Todo empezó porque mi prima Natalia oriunda de la tierra andaluza se destinaba a la feria y decidí emprender el vuelo y sentir la feria de Sevilla en pleno en compañía de la familia!

Os voy a contar un poco como va la historia; el pistoletazo empieza el lunes con el “alumbrao”, más de 350,000 bombillas iluminan la portada, la puerta principal y las calles del recinto en el barrio de Los Remedios donde se celebra la feria, el pescaito y la manzanilla triunfan esa noche al son de las sevillanas, ha empezado la feria!

El recinto está conformado por miles de casetas, estructuras de metal cubiertas por una lona decorada con mesas y sillas típicas en todas ellas resuena la música y el zapateo, y en la parte trasera la llamada trastienda, donde radica una pequeña barra donde el protagonista es el rebujito y la manzanilla, además del tapeo típico de la zona, como las chacinas ibéricas, los langostinos de Sanlúcar, la tortilla y los pescaitos fritos; entre ellos las pijotas, boquerones, pescada, acedías, adobo y calamares.

El paseo de caballos es una de las principales atracciones de evento que desde las 12 de la mañana hasta las 8 de la tarde, pasean por toda Sevilla. Los jinetes y las amazonas se encargan de poner el punto de color al paseo de caballos con sus tradicionales atuendos.

 

No cabe duda que los trajes de flamencas que lucen las mujeres de todas las edades son impactantes y por supuesto verlas bailar,  todo un espectáculo en el que se las elogia por su sensualidad, su carácter y su alegría; así que te recomiendo que aprendes al menos la primera para no sentirte fuera de tono.

En el transcurso de la semana le acompaña el tradicional festejo taurino  en la Real Maestranza de Caballería, es otro de los grandes espectáculos con carteles en los que se dan cita los mejores matadores del momento y las mejores ganaderías españolas y para quien lo visite con niños está la famosa Calle del Infierno, un parque de  de atracciones que se instala en el anexo.

Y llegando la madrugada, la última parada es imprescindible en la calle Manolo Vázquez, muy cerca de la parada de autobuses, donde la pintoresca estampa de las mujeres preparando en enormes perolas los tradicionales buñuelos y el chocolate forman parte del encanto que además agradecerás al día siguiente, ya que  contrarresta el efecto de las múltiples manzanillas!

El maridaje es perfecto, las tapitas, los rebujitos, el colorido de los trajes y la alegría de la gente te transporta a un aire de camaradería en una semana entera de festejos, hay muchas razones para conocer Sevilla, pero sin lugar a dudas, esta es una ocasión única e inigualable !

Gracias a Natalia y a todos los primos!

Consejos:

 Acudir a la feria en transporte público, hay varias parada de autobuses que te dejan en la puerta de la feria.

Por la noche esperar un taxi te llevará unos 30 minutos si bien te va, puedes negociar con algún taxista, pero te cobrarán sobre 20 ó 25 euros.

 Reserva con antelación hotel porque se disparan los precios y preferentemente cerca de Los Remedios.

 Come a menudo, ya que el cata vinos no suele estar ni un minuto vacío

 Aprende a bailar sevillanas o al menos inténtalo!

 Ve bien descansado, porque volverás agotado!

 Por supuesto no puede faltar esta canción