Cerraron sus puertas, el inicio en el Carmen era más acertado.

Su trayectoria comienza en el barrio del Carmen, un pequeño local avalado por su excelente servicio, buena bodega con una cocina tradicional y casera. Como en gustos hay colores han querido mantenerlo y crear un espacio distinto y opuesto.

El nuevo local dispone de una amplia barra con mesas altas y en la parte trasera el comedor, lo distingue se color puro y blanco, sin faltar el toque de los buenos tintos!

Puedes elegir entre dos cartas; las tapas incluyen raciones como el tartar de atún, las zamburiñas gratinadas, las brochetas de ibérico o las tostas de jamón ibérico entre otras; el otro lado de la carta, a base de arroces, ensaladas, carnes como el secreto ibérico y los pescados como el tronco de calamar. De momento no hay medias raciones, esperemos en breve dispongamos de ellas!

En nuestras visitas elegimos  el tartar de atún con un sabor picante y potente, acompañado de pepinillo y alcaparras, las zamburiñas gratinadas al aroma de albariño, los canelones rellenos de pitu de caleya, y bechamel de boletus y el tronco de calamar a la plancha con un risoteo de calamar en tinta muy rico.

 

Los postres, el poderoso coulant de chocolate con helado de vainilla y baileys y para un cierre más digestivo el helado de gin tonic.

Carta de tés e infusiones.

El servicio por parte de Ana y Roberto es cercano y muy cordial.

El ticket medio 25 euros.

Cierre

Domingo noche y lunes

[flexiblemap address=”C/San Agustín, 8 Gijón, Asturias” zoom=”14″ title=”Del blanco al tinto, Gijón” width=”100%”]