El oriente salpicado de sabores tailandeses, malayas, camboyanos, vietnamitas e indonesios.

El argentino Estanis Carenzo regentaba Sudestada en su tierra natal, actualmente su propuesta está en Madrid actualmente en la calle Ponzano.

Sudestada

Varias opiniones y críticas le han dado fama por la sucesión de sabores estallantes y ciertamente sorprendentes.

El local es pequeño, destacan los tonos en blanco y la madera y ventanales hacia la calle, con una diminuta barra, así como mesas excesivamente estrechas, incluso incómodas.

Sudestada, guiso y taco

Carta complicada, pero estrecha a base de entrantes como rollitos vietnamitas, dumplings rellenos de cerdo y verduras, y carnes como cordero salteado, pollo a la barbacoa, lumpiang frito de calamar y pollo de corral, fideos de arroz con pescado, y por otro lado una carta de sugerencias: samosas de mollejas, alas de pollo rellenas de cerdo y setas, curry ácido de higaditos de pato entre otras.

Por otro lado el menú degustación 6 platos y postre por 38 €
Carta de vinos españoles y sudamericanos, cervezas y amplia coctelería.
En esta ocasión elegimos a la carta, como aperitivo de la casa sopa miso fría con pepino, el crocante de arroz con marisco y pescado; guiso a base de calamar y algún pescado que desde luego no distinguimos debido a lo atrevidamente salada que estaba la salsa,  acompañado de pan de arroz, los fideos de arroz con carabineros, cerdo ibérico y calamar de potera con ligero sabor a cilantro y verduras, la corvina salvaje sobre lemak de setas, un guiso o sopa vietnamita como la denominan a base de mejillones, setas, menta, ají, bambú, ajo jengibre y lemon grass con matices acerctados y equilibrados, para mi lo mejor.

El servicio no es rápido, es veloz, el problema es que los platos vienen a tal temperatura que hay que dejarlos un buen rato a que enfríen porque es imposible degustarlos de esta manera, lo cual hay que prestar atención.

Para maridarlo cerveza japonesa Kirín y vino blanco de la casa por copa.

El servicio de cubierto 1,50 € pp, lo cual siempre hago hincapié que no es de buen gusto, ya que pueden añadirlo directamente en los platos y es muy molesto ver el desglose en la factura, además en este caso no lo entiendo, ya que no hay ni pan.

Un botellín de agua 3,40 €, estos detalles desmerecen al sitio y encarecen sin sentido el monto total.

Los precios son muy altos, ya que tomando en cuenta que pedimos 3 platos, 1 cerveza, una copa de vino y un agua, sin postres, ni cafés  40 € pp, no es un precio razonable.
Sin duda alguna daremos otra oportunidad y para la próxima ocasión el menú degustación que pedir por carta no compensa.

Sudestada
c/ Ponzano 85
Madrid, España

91 533 41 54
Indispensable reservar
De 13:30 a 16:00 y de 21:30 a 00:00

Cierra el domingo
Como detalle, especifican en carta que debido a la singularidad de las especies, tened precaución si tenéis alguna alergia.

Sudestada
Fitz Roy y Guatemala
Buenos Aires, Argentina
4776 3777

Indispensable reservar
De 13:30 a 16:00 y de 21:30 a 00:00

Cierra el domingo

Como detalle, especifican en carta que debido a la singularidad de las especies, tened precaución si tenéis alguna alergia.